Benedicto XVI: No tener miedo de ir “contra la corriente”

Redacción (Miércoles, 27-02-2013, Gaudium Press) Publicamos hoy extractos de las palabras de Benedicto XVI en la Audiencia General del día 23 de enero de 2013. El comentaba las palabras iniciales de el Credo. He aquí lo que dijo el Papa:

En este Año de la fe quisiera comenzar hoy a reflexionar con vosotros sobre el Credo, es decir, sobre la solemne profesión de fe que acompaña nuestra vida de creyentes. El Credo comienza así: «Creo en Dios».” […]

Y es precisamente sobre Abrahán en quien quisiera detenerme y detener nuestra atención, porque él es la primera gran figura de referencia para hablar de fe en Dios: Abrahán el gran patriarca, modelo ejemplar, padre de todos los creyentes (cf. Rm 4, 11-12).

Continuar leyendo

Cardenal Rodé: Los Heraldos del Evangelio son una de las manifestaciones de la vitalidad de la Iglesia en América Latina

3.jpg

Roma (Viernes, 30-11-2012, Gaudium Press) Certeza, alegría y belleza son algunas notas del carisma que distingue a los Heraldos del Evangelio, observó el miércoles pasado el Cardenal Franc Rodé -prefecto emérito de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica- en la presentación de los dos primeros volúmenes de la serie “Lo inédito sobre los Evangelios”, la obra más reciente de Mons. João Scognamiglio Clá Dias, EP, Fundador de esta Asociación.

Continuar leyendo

El Hombre como ser eminentemente contemplativo

Sainte Chapelle, Paris

En el siguiente artículo que publicamos el Diac. José Victorino de Andrade de los Heraldos del Evangelio, al tratar del hombre como un ser contemplativo explica muy bien el porqué de el mundo tan materialista que vivimos hoy, que al contemplar la creación se detiene en el disfrute egoísta y limitado del ser que tiene delante de sí, y que por lo tanto no es capaz de contemplando  las maravillas de la creación remitirse hacia Dios. Por lo tanto le hace falta la capacidad de trascender hacia el mundo sobrenatural.

Continuar leyendo

El Reino de la Inocencia

Nuestra Señora con el Niño

Bogotá (Lunes, 27-12-2010, Gaudium Press) Aún gozando del descanso de los días posteriores a la Navidad, pensamos iniciar a emplear nuestro tiempo en esas cosas que siempre tenemos pendientes, pero que las preocupaciones y ocupaciones de la faenas diarias comúnmente nos impiden realizar. Terminar la lectura de un libro hace bastante empezado, saludar ‘cibernéticamente’ a algún amigo un tanto en el afectuoso olvido, hacer ese arreglo en la casa ya demasiados días postergado…Anticipando pues en espíritu el gaudio del sutil y profundo placer que se experimenta cuando hacemos ello que tenemos ‘en lista’, y sin la presión de obligaciones apremiantes, para darle una “clave” linda al día que iniciaba fuimos a ver uno de los preciosos videos que habitualmente están colgados en el site de los Heraldos del Evangelio (www.arautos.org). Al instante, dos presentaciones atrajeron especialmente nuestra atención: la primera, una interpretación del “Stille Nacht” (Noche de Paz) por el coro del ‘Proyecto Futuro y Vida’ de los Heraldos, y otra, el sublime “Vos reposáis”, interpretado por el Coro del Sector Femenino de los Heraldos de la pintoresca Nova Friburgo, ciudad del estado de Río de Janeiro, en Brasil.

Niños cantores de los heraldos

Particularmente fuimos encantados por la inocencia que radiante se refleja en los juveniles rostros de los noveles intérpretes. ¡Cómo es linda la inocencia, como es atrayente el candor! En estos días de la Inocencia -pues Navidad es el período en que brilla especialmente la pulcritud del Niño Dios- muy apropiado es contemplar esos inocentes rostros que con sus líricas voces cantan la alabanza de Aquel que es la Pureza, que un glorioso día se encarnó en el seno inmaculado de una Virgen santa. Ver esas presentaciones la consideramos una verdadera bendición, a la que invitamos cordialmente a nuestros lectores.
Al ver esos rostros en nuestro corazón se renueva la esperanza. Pues sabemos que ellos no provienen de un pasado mítico, bello, y entretanto lejano o cancelado, sino porque esas faces nos hablan de futuro, de una Iglesia que por doquier manifiesta los signos de una renovación enérgica y de un porvenir brillante, sin lugar a dudas glorioso.
Esos rostros llaman a fruir los castos gustos de la inocencia, e invitan a la inocencia. Inocencia, definida por Plinio Corrêa de Oliveira como el estado del alma cuando sale de las manos de Dios; inocencia que no es solo la situación de quien no ha pecado, sino que es sobre todo una fortísima inclinación del espíritu hacia un mundo paradisiaco, perfecto, donde habite con Dios. Un mundo ‘irreal’ pero ya real, pues ya vive en el alma de los inocentes, en previsión de esa realidad magnífica, llamada Cielo, a la que todos estamos llamados a participarEn el Cielo todo es bello, todo es lindo, y hacia él tiende ya desde esta tierra de exilio el alma inocente. Para ella, las bolas del árbol de navidad son pequeñas estrellas de cristal multicolor que preanuncian otras mayores. La gruta del pesebre tiene las líneas del más magnífico palacio, pues aunque pasajera será la morada del Rey de los Reyes, del autor del Palacio Empíreo. Las luces que llenan las ciudades por estos días se encienden también luminosas y variadas en su espíritu, llenándola de alegría, y avisándole de luces aún más fastuosas. Todo lo que ve, para el alma inocente refleja la maravilla deseada y la encamina hacia la maravilla absoluta.
Entretanto, son muchos los que no son inocentes, que aunque en la presencia de figuras cándidas se deleitan y admiran sinceramente, sienten al instante también cuanto el pecado ha marcado distancia entres esas almas puras y sus ya gastados corazones… ¿hay para ellos esperanza? Evidentemente sí, desde el momento en que Jesús dijo que quien no se hiciere como niño no entraría en el Reino de los Cielos (cfr. Mt 18, 3). Dios no manda imposibles y para todos quiere la felicidad eterna.

Niños cantores de los heraldos

Para restaurar la inocencia están los sacramentos, particularmente la eucaristía y la confesión frecuente. Para restaurar la inocencia está la gracia, que viene por medio de la oración. Y también, para restaurar la inocencia está la admiración. Sí. Quien admira lo perfecto, el que en la contemplación se enfeuda sin reserva a lo bello, a lo puro, verá que ese “blanco” que le asombra, esa “luz” que le extasía va lentamente penetrando en su alma, la va purificando, y va restaurando en su fuerza primera ese deseo fundamental, el más importante instinto que tiene el hombre, que es el de la unión con la Verdad completa, con la Bondad total, con la Belleza suprema.
“Dónde está tu tesoro, allí está tu corazón”, dice la Escritura (Mt 6, 21). Que nuestro tesoro sea la pulcritud, la candidez, la pureza, la rectitud, la luz moral y poco a poco allí habitará nuestro corazón, hasta no encontrar otra delicia que la de hacer de ese Reino de Luz de la inocencia su morada. Reino inocente, que es prefigura de la Morada celestial, donde hallaremos a Cristo y a la Virgen, quienes, por encima de cualquier otra delicia, serán nuestra recompensa, demasiadamente grande.
Por Saul Castiblanco

El sentido de lo maravilloso puede regenerar al hombre

Heraldos del Evangelio - Sentido de lo MaravillosoRedacción (Jueves, 02-06-2011, Gaudium Press)

El hombre es un todo substancial, armonioso, constituido de un cuerpo cuya forma es el alma, y potencias: vegetativa, sensitiva e intelectiva, que interactúan. Así, si alguien, durante un paseo por el campo, se encuentra con un toro furioso, se produce en el organismo una serie de reacciones en cadena: la glándula suprarrenal inyecta inmediatamente adrenalina en la sangre, el corazón se acelera, los bronquios se dilatan y la respiración también se acelera. La sensación de miedo provoca reacciones fisiológicas que colocan al cuerpo en un estado concordante con el alma. Existen, pues, los estados físicos de miedo, vanidad, coraje y muchos otros.

Continuar leyendo

Comunicado de Prensa del Vicariato de Sucumbíos, Ecuador

P. Rafael

Comunicado de Prensa

El miércoles 11 de Mayo pasado en Quito, la Administración del Vicariato mantuvo una reunión con Mons. Ángel Polivio Sánchez, Obispo de Guaranda, secretario de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y Delegado Pontificio para el Vicariato Apostólico San Miguel de Sucumbíos. En dicha reunión fue expuesta la dolorosa situación económica en la que se encuentra el Vicariato, y la situación crítica de la “Radio Sucumbíos”, que pertenece legalmente a la Iglesia Católica en Sucumbíos.

La falta de medios para seguir manteniendo los casi 20 empleados de la Radio Sucumbíos que cuestan poco más de 12 mil dólares mensuales y la falta de ingresos de la propia radio que permitan mantenerla ha obligado a tomar una serie de medidas administrativas. En efecto, en el año 2010 la Radio terminó con un déficit de 27 mil dólares y un juicio laboral que se arrastra desde la anterior administración por 28 mil dólares. Y la perspectiva para el año 2011 es que habrá 80 mil dólares de déficit.

La principal preocupación de la administración del Vicariato era que no hubiera. Y la única manera que se encontró para mantener funcionando la Radio fue promover a la reducción del personal, y substituir los empleados por voluntarios.

Consecuentemente, la administración del Vicariato de Sucumbíos procedió hoy a entregar personalmente un memorando de despido a los empleados de la radio. Y a pesar de haber ido con toda tranquilidad y calma y luego de haberles expresado en una reunión mantenida con ellos esta situación, ellos no solo no han aceptado esta disposición, sino que han llamado a algunos seguidores quienes han procedido a tomarse de forma ilegal la radio y han procedido a expulsar a los representantes del Vicariato con agresiones físicas e insultos.

El procedimiento que la Administración ha utilizado es el que establece la ley, pues se ha llevado los memorandos para notificar a los empleados, firmados por el representante legal, Mons. Ángel Polibio Sánchez. Los salarios del mes de abril estaban todos al día, y se les ofreció un cheque con la liquidación hasta la presente fecha con despido intempestivo, con todo lo que dispone la ley de acuerdo a lo establecido previamente en la Inspectoría del Trabajo. Entretanto, los empleados no sólo se negaron firmar el despido, alegando una presunta ilegalidad de procedimiento, sino que además rechazaron los mismos cheques que se les ofrecía.

La administración del Vicariato solicitará ahora a las autoridades el cumplimiento de la ley. El objetivo de la nueva administración es el de mantener la radio con todo el apoyo social que realiza, a través de voluntarios, religiosos y menos empleados, de manera que se permita mantenerla desde el punto de vista económico.

Nueva Loja, 16 de Mayo de 2011

para mayor información: http://sucumbios.blog.arautos.org/

La prueba de la existencia de Dios por las cinco vías de Santo Tomás de Aquino

Redacción (Jueves, 31-03-2011, Gaudium Press) Al observar el curso de la historia vemos que no faltó quien negase la real existencia de Dios. Podríamos justificar ese hecho, diciendo que tales personas no fueron dotadas con el don de la fe. Pues a primera vista parece que el conocimiento de Dios es fruto de este don.

Entretanto, Santo Tomás de Aquino hace la demostración de pruebas meramente naturales acerca de la existencia de Dios. La propia razón humana es capaz de llegar a la idea de la existencia del Creador. Por eso, no admitir la existencia de Dios no es racional, como tampoco lo es apoyarse en un vago y convencional dogma de negación.

La doctrina de la Iglesia sobre la existencia de Dios se basa en la Revelación; sin embargo la simple filosofía humana es capaz de vislumbrar a Dios, así como algunos de sus atributos. Santo Tomás de Aquino, el mayor teólogo de la Historia de la Iglesia, tuvo el mérito de reunir y explicar estos conceptos sobre la existencia de Dios[1].

Este santo, conocido como Doctor Angélico, distingue cinco caminos por los cuales nuestra inteligencia puede admitir la existencia de Dios. El plan de las cinco vías es altamente claro, simple y didáctico.

3655_M_6b651008.jpg

Continuar leyendo