¿Cómo son los ángeles?

Revista Heraldos del Evangelio, Septiembre – 2007, n.50, p. 22-23

Autor : Padre Joshua Sequeira E.P.

Los ángeles influyen en nuestra vida mucho más de lo que se piensa, y son nuestros intercesores frente a Dios. Conociéndolos mejor, invocaremos su poderoso auxilio más a menudo.

Al hablar sobre los ángeles, con mucha facilidad viene a la memoria la clásica representación de un misterioso joven de hermosa apariencia, revestido con una larga túnica blanca. No podemos considerarla una imagen errónea, dado que las mismas Escrituras los presenta de esa manera, como por ejemplo en el episodio de Tobías.

1.jpgLlegando a nuestra época, las apariciones de Fátima fueron precedidas por algunas intervenciones angelicales.

El Ángel de la Paz se apareció tres veces a los pastorcitos, y sería descrito más tarde por la hermana Lucía, una de las videntes, de la siguiente manera: “Comenzamos a ver… una luz más blanca que la nieve, con la forma de un joven transparente, más brillante que un cristal atravesado por los rayos del sol. A medida que se aproximaba, íbamos distinguiendo sus facciones: un joven de unos 14 o 15 años, de gran belleza. Estábamos sorprendidos y medio absortos”.

La descripción de la hermana Lucía revela poco al respecto de los seres angélicos, y más bien aumenta el misterio que los rodea. Hasta en la Sagrada Escritura faltan elementos precisos sobre su naturaleza y atributos; lo que sabemos se deduce de su acción, en las misiones que Dios les ha confiado entre los hombres.

¿Quiénes son los ángeles, a fin de cuentas? ¿Cuáles son sus características? Podemos encontrar la respuesta en los escritos de uno de los autores que más a fondo trató el asunto: santo Tomás de Aquino, el Doctor Angélico.

Basados en su doctrina, veamos algunas de las interesantes cuestiones relativas a los ángeles.

¿Los ángeles son más numerosos que los hombres?

Dios, al crear, tuvo en vista “la perfección del universo como finalidad principal” 1, puesto que tenía el propósito de reflejar el supremo Bien, vale decir, a sí mismo. Por ello hizo en mayor número a los seres más elevados. Y los espíritus celestiales, que superan en dote y cualidad a los seres corpóreos, fueron creados en tanta cantidad, que a su lado todas las estrellas del firmamento no pasan de un puñadito de piedras preciosas.

Todos los hombres –desde Adán hasta el último que nazca al final del mundo– son pocos en comparación a las miríadas de puros espíritus que reflejan tan perfectamente al Creador de los hombres y de los ángeles. Dionisio, con gran veracidad, confesó humildemente: “Los ejércitos bienaventurados de los espíritus celestiales son numerosos, superando la medida estrecha y limitada de nuestros números materiales” 2.

2.jpg

¿Los ángeles son todos iguales?

Según el Doctor Angélico, las criaturas deben representar la bondad de Dios. Pero ninguna criatura –¡ni siquiera María Santísima!– es capaz de representar suficientemente toda la bondad divina, para esto creó seres múltiples y distintos; así, cada individuo expresa una faceta diferente del Bien Supremo, y suplirá uno lo que no se halla en otro.

Los seres creados –si se los dispusiera en una escala de menor a mayor– forman una inmensa cadena, donde el conjunto de los varios grados, cada cual más excelente, entregará una noción más completa y arquitectónica de la Suma Perfección de lo que podrían hacerlo cada uno de ellos por su sola parte 3.

Además, en la medida en que las criaturas se acercan al Bien Supremo, las diferencias entre ellas se multiplican, para reflejar mejor la riqueza infinita de los dones de Dios. De modo que la extremada variedad del mundo angélico supera al mundo físico hasta el punto de hacer parecer a este último pálido, pobre e incluso monótono en comparación.

3.jpgEntre los ángeles no hay individuos semejantes, agrupados en familias o razas, como sucede en el género humano. Cada uno difiere del otro como si fueran otras tantas especies 4.

Santo Tomás de Aquino, basándose en la Escritura, los ordena en tres jerarquía y nueve coros: “Isaías habla de los Serafines; Ezequiel de los Querubines; Pablo, de los Tronos, las Dominaciones, las Virtudes, las Potestades, los Principados; Judas habla de los Arcángeles, mientras el nombre de Ángeles figura en muchos sitios de la Escritura” 5.

Mientras san Dionisio explica la división de la jerarquía angélica en función de sus perfecciones espirituales, san Gregorio lo hace de acuerdo a sus ministerios exteriores: “Los Ángeles son los que anuncian las cosas menos importantes; los Arcángeles, las más importantes. Las Virtudes, por ellas se realizan los milagros; las Potestades, por las que se reprimen los malos poderes; los Principados, que presiden a los mismos espíritus buenos” 6.

¿De qué manera los ángeles pueden influir en los hombres?

Los ángeles pueden influir profundamente en los hombres, aunque lo hagan siempre con discreción, porque la humildad también es una virtud angelical.

¡Cuántas veces una buena inspiración tiene se origen en un ángel! O cuando el presentimiento de algún peligro grave hace que las personas tomen medidas que las libran de un accidente o de un gran daño, ciertamente un ángel solícito estaba cuidando el bien de su protegido.

Pero los ángeles ejercen un importante papel, sobre todo en lo que respecta a la fe, como nos lo enseña el Doctor Angélico: “Dionisio prueba que las revelaciones de las cosas divinas llegan a los hombres mediante los ángeles. Esas revelaciones son iluminaciones, por tanto los hombres son iluminados por los ángeles” 7.

“Por el orden de la Divina Providencia – continúa santo Tomás– los inferiores se someten a las acciones de los superiores. Así como los ángeles inferiores son iluminados por los superiores, también los hombres, inferiores a los ángeles, son iluminados por éstos.

[…] De otro lado, el intelecto humano, en cuanto inferior, es fortalecido por la acción del intelecto angélico” 8.

4.jpg

¿Es verdad que tengo un ángel de la guarda para protegerme?

Al abordar este punto, el Doctor Angélico cita el comentario de san Jerónimo a las palabras del Divino Maestro: “Sus ángeles [de los pequeños] en los cielos ven continuamente el rostro de mi Padre” (Mt 18, 10). “Grande es la dignidad de las almas – afirma san Jerónimo– ya que, al nacer, cada una tiene un ángel delegado a su custodia” 9.

Así, cada hombre recibe un príncipe de la corte celestial que nunca lo abandona, por más que atraviese situaciones culpables o pavorosas. Tal como reza una devota oración al ángel de la guarda, él rige, custodia, gobierna e ilumina a su protegido. El ángel ilumina al hombre para inclinarlo al bien o comunicarle la voluntad divina 10 y lo protege contra los asaltos del demonio.

Sobre todo, el ángel se mantiene siempre ante la presencia de Dios, incluso estando al lado de su protegido, intercediendo continuamente por él.

3 comentarios en “¿Cómo son los ángeles?

  1. Qué bueno este tema de los Angeles, seres iluminados e intercesores ante Dios. Le rezo cada día la oración al Arcangel San Rafael, realmente siento su amparo y protección. Gracias por enviarme los Boletines

  2. Hermoso, articulo como todos los que publican, eternamente gracias por fortalecer mi espíritu, me siento muy orgullosa de pertenecer a los heraldos pertenezco a la Iglesia Inmaculada Corazón de Maria
    de Los Polvorines y mi mentor fue Ivor Criollo un gran cariño para
    todos los integrantes Dios los bendiga.-

Deja un comentario